¿A qué hora es mejor realizar el ejercicio?

La hora ideal es la que mejor se ajuste a las posibilidades y necesidades de cada paciente. Algunas de las ventajas de la práctica del ejercicio en horas de la mañana son la calidad del aire, las bajas temperaturas y la mayor facilidad incluirla en la rutina diaria con menos probabilidades de interferir en la vida personal y profesional. Algunos pacientes han logrado liberar 30- 60 minutos al medio día y refieren grandes beneficios en su capacidad de trabajo y organización de la jornada laboral. Por otra parte, otras personas prefieren realizar actividad física al final del día como parte de una estrategia de relajación, facilitando los rituales sociales de baño, comida y vida social. El ejercicio nocturno puede interferir con la calidad del sueño si se realiza a intensidades altas y en horarios muy cercanos a la hora de dormir (después de las 8 pm), pero podría considerarse adecuado en casos especiales. No existe evidencia científica sólida que permita recomendar un horario específico. Dadas las multitudes de barreras para la práctica de actividad física regular en la vida moderna, las consideraciones logísticas y de adherencia tienen mayor valor que los posibles cambios circadianos en la capacidad de ejercicio.