blog | El Ejercicio a la altura de tratamientos médicos tradicionales

Fotografía de Vanessa Collazos MD.

 

Los beneficios del ejercicio en la salud se han conocido desde hace varios años. En 1984 el Dr. William C Roberts escribió:

“un agente hipolipemiante, antihipertensivo, inotrópico positivo, cronotrópico negativo, vasodilatador, diurético, anorexígeno, reductor de peso, catártico, hipoglicemiante, ansiolítico, hipnótico y con propiedades antidepresivas”

El Dr. Roberts no se refería a un nuevo milagro bioquímico que hubiera implicado décadas de investigación y cantidades exuberantes de dinero para finalmente poner en una cápsula la solución a las principales causas de enfermedad y muerte de nuestra era. No, el Dr. Roberts se refería al ejercicio físico, al movimiento producto de la utilización de nuestras extremidades, de nuestro cuerpo. Movimiento. Venimos diseñados para movernos y el quedarnos quietos nos enferma, y en últimas, nos mata.

La evidencia rotunda de las bondades del ejercicio se siguen publicando año a año. Hice este video para contarles sobre una reciente noticia que me lleno de satisfacción:

 

 

Hacer ejercicio, o sencillamente movernos, no debe ser cuestión de la moda de vivir saludable. El ejercicio es un hábito que debemos retomar y mantener como especie, recordando que nuestra salud física y mental se beneficia de ello. Y así como lo sigue demostrando la evidencia, el ejercicio no sólo nos ayuda a prevenir estados deteriorados de salud, sino que además los trata. Movernos previene y trata lo que más nos enferma hoy día. Prácticamente no hay excusa para que no comience a ser más activo hoy.

 

JD

ps: el artículo del BMJ lo encuentras aquí